incivilidades
noviembre 28, 2018

Senado aprueba legislar sobre conductas que afectan convivencia ciudadana

El proyecto fue presentado en julio por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien lo definió como “una respuesta al llamado de la ciudadanía que exige devolver a la familia chilena los espacios públicos”.

El Senado aprobó, 23 votos a favor, uno en contra y once abstenciones, el proyecto de ley que castiga las conductas que afectan la convivencia ciudadana y aumentan la sensación de inseguridad en la población, conocido como ley anti incivilidades. Entre otras medidas, esta iniciativa obliga a cercar los sitios eriazos, penaliza a quienes dañen colegios o transporte público y sanciona el consumo de alcohol y drogas en los espacios comunes que define la Ley de Copropiedad Inmobiliaria.

El proyecto fue presentado en julio por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien lo definió como “una respuesta al llamado de la ciudadanía que exige devolver a la familia chilena los espacios públicos”.

Al defender el proyecto en representación del Ejecutivo, la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, advirtió que, pese a las opiniones de algunos senadores sobre la necesidad de enfrentar de forma distinta las incivilidades, “todos somos conscientes de que esto sí genera un problema en la comunidad” y recordó que el Estado “invierte mucho en lugares públicos que no se pueden utilizar por miedo, miedo de la gente consumiendo alcohol y drogas, de la oscuridad y de cómo se destruyen bienes sociales que ha costado construir”.

La Subsecretaria también hizo mención a que el lunes se dio a conocer la encuesta de Paz Ciudadana, la cual revela una baja de 3,1 puntos en la victimización de los hogares, pero advirtió que “mientras no seamos capaces de darles a los chilenos sensación de seguridad y la visión de una ciudad ordenada y limpia, que permita que las personas que han postulado a una cancha o a una plaza la puedan usar, no vamos a bajar esos índices”.

La iniciativa incluye dentro de los daños calificados, que contempla el artículo 485 del Código Penal, aquellos inferidos contra establecimientos educacionales, medios de transporte público de pasajeros y equipamiento o bienes públicos de uso comunitario, tales como multicanchas, luminarias, juegos, bancas u otro tipo de asientos y/o implementos ubicados en plazas, parques o en la vía pública. Las penas dependerán de la cuantía del perjuicio causado, pudiendo llegar hasta 5 años de cárcel.

Otros aspectos del proyecto son sancionar con multas de 1 a 4 UTM a quienes acumulen basura en espacios públicos o privados de libre acceso al público, si no fuera autorizado y con ello se pusiera en riesgo la salud de las personas o se interfiriera su libre tránsito. Se agrega a la prohibición de consumo de alcohol y drogas en la vía pública la realizada en espacios comunes de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria, y se trasladan al régimen penal las figuras de expendio clandestino de alcohol y del administrador de un local que tolera el expendio clandestino de alcohol.

La Comisión rechazó la disposición que señalaba que, en el evento que se cometiera un delito en terrenos en que no se hubiera cumplido con la obligación de cercar, el propietario sería solidariamente responsable de los perjuicios civiles provocados a la víctima.

Vacíos en la legislación

La legislacion actual no incluye sanciones especiales para los daños causados en colegios o el transporte público ni para los causados en bienes públicos de uso comunitario -tales como plazas, bancas, juegos, luminaria, etc.-, cuyo destrozo aleja a las familias de esos lugares y los transforma en focos de consumo y tráfico de drogas y/0 de alcohol.

Especialmente importante son, en tanto, las incivilidades asociadas a los rayados en muros y fachadas de casas particulares o en expresiones artísticas. De hecho, la escultura de Rebecca Matte titulada “Unidos en la Gloria y en la Muerte”, que se encuentra en el frontis del Museo de Bellas Artes, ha sido rayada y reparada en varias oportunidades. Estos rayados, y así lo establece el proyecto, son completamente distintos a las expresiones artísticas urbanas, como el muralismo.

Tampoco existe en el Código Penal una sanción a los particulares que acumulen basura al exterior de su domicilio o en otros espacios públicos o privados de libre acceso al público, lo que puede generar focos delictuales, devenir en enfermedades o problemas sanitarios.

Del mismo modo, la Ley de Alcoholes no ha resultado efectiva para evitar el consumo de alcohol en la vía pública y, además, no regula el consumo de alcohol (ni de drogas) en bienes en espacios comunes no autorizados, de conformidad a la Ley de Copropiedad Inmobiliaria. La legislación vigente puede incluso sancionar dicha falta con una “amonestación”, es decir, una simple reprimenda verbal, y no contempla una regulación especial para aquellos casos de personas que incurren de forma habitual en estas conductas.

Finalmente, hoy no existen procedimientos expeditos y eficientes para evitar sitios eriazos con acceso a vías públicas ni para denunciar propiedades abandonadas. Ambos son lugares en los que pueden ocurrir delitos de gran gravedad, como un robo con violencia o una violación.

Debate en el Senado

En la Cámara Alta, con la presencia de la Subsecretaria de Prevención del Delito, una mayoria de senadores del oficialismo y la oposición hablaron a favor del proyecto y anunciaron sus votos favorables.

El senador Felipe Harboe (PPD) manifestó la importancia de sancionar conductas que afectan la convivencia ciudadana y se refirió especialmente a los sitios eriazos, cuyos dueños -en el proyecto- tienen obligaciòn de cercar, pues es allí donde -dijo- se producen delitos graves como violaciones. La inicitativa del Ejecutivo dispone que tratándose de sitios eriazos ubicados en áreas urbanas y que enfrenten una vía de uso público, “la municipalidad respectiva ordenará a su propietario la construcción de cierros exteriores en un plazo no inferior a dos meses ni superior a tres”. La inobservancia de lo anterior acarreará multas e, inclusive, se podrá disponer la construcción de cierros exteriores de cargo del municipio por el juez de policía local, pudiendo el municipio repetir contra el propietario.

Mientras, la senadora UDI Luz Ebensperger aclaró que manifestaciones artísticas, como los grafiti, no se sancionan por considerarse expresiones artísticas. El proyecto tipifica explícitamente como una forma de daño en un artículo 486 bis nuevo la fijación de mensajes, firmas, rayados, dibujos, u otras figuras o expresiones, en bienes muebles o inmuebles ya sean públicos o privados, sin contar con la debida autorización, mediante carteles, avisos, u otros medios impresos, o sirviéndose de marcadores y/o pinturas de cualquier tipo.

El presidente del Senado, Carlos Montes, dijo preferir labores comunitarias para combatirlos, más que aumentar las penas. En Puente Alto, por ejemplo, dijo que la comunidad organizada recoge basura o borra rayados en las paredes. Y, como en ocasiones anteriores, pidió analizar las causas de los hechos y no solo combatir sus consecuencias. “Sugiero que este tema lo tratemos de hacer en un marco más amplio, de manera que represente un aporte y no solo una sanción para quienes se pasen de las fronteras”, dijo.